La realidad y la censura

La verdad es que no puedo escribir sobre lo que de verdad quiero escribir esta semana.  La rabia, la ira, la desilusión, la tristeza y, hasta la desesperanza, las tengo que dejar en otra parte y fingir que todo está bien cuando no lo está.  La censura, el silencio, el abuso de poder, la decepción, la desconfianza, no, estas cosas no existen.  Sobre todo, no, no existen en el mundo de hoy en día.  ¿No es cierto?

La realidad es lo que temo.  Tengo miedo de meterme la pata, y, por eso, no puedo, ni me atrevo a decir nada.  Y con razón, dudo la realidad.  Las acciones de los demás decepcionan.  Lo bueno es que todavía adoro a mis alumnos y ellos me inspiran de seguir adelante, hasta en los días más frustrantes.  Les animo a mis estudiantes de promover la justicia social de combatir la censura mientras siento incapaz de cambiar el sistema en lo cual me encuentro.  Pero todo está bien.  Me siento muy bien.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s