La Aventura de Viajes

Viajar a otro lugar es la aventura más grande que uno puede experimentar. Viajar significa estar empujado lejos de lo que uno sabe y fuera de su zona de confort. Significa no saber mi las costumbres ni las culturas, a veces mi siquiera la lengua. No importa cuánto uno puede pensar que después de saber de investigar el lugar, todavía no sabe lo que es en realidad.

Viajar a lugares nuevos es mi cosa favorita de hacer. Ir a un lugar nuevo y probar algo que nunca ha hecho antes es tan emocionante. Se aprende más de lo que podría tener esperar o imaginar. He tenido la suerte de viajar a muchos lugares diferentes en los Estados Unidos, además de España, Malasia, Tailandia, Singapur y Suiza. Me ayudó ver cómo la gente de todo el mundo vive y cómo es su vida todos los días. Viajar y aventurar es algo que mi familia siempre apreciado. Mis abuelos han estado en casi todos los países en Europa, y han vistado a toda Asia y América del Sur. Ellos me han mostrado imágenes de tantas aventuras diferentes que suyas han hecho en los últimos años.

Los viajes son experiencias que no uno puede tener ninguna otra manera. En Malasia, la forma en que la gente vive es tan diferente, de cómo nosotros vivimos en los Estados Unidos. Viajamos fuera de la capital, Kuala Lumpur para ver las cuevas de Batu. Para llegar estas cuevas a hoy que subir ciento ochenta y dos escalones y se encuentra un templo hindú. Las personas van y caminan estos pasos pies con los descalzos para ir a rezar con los monos que los rodean. Los monos no tienen ningún problema acercarse a la gente y tomar sus alimentos. Al subir las escaleras se encuentran estatuas de dios hindú allí para orar. En el resto del país, es muy parecido estar en un país en el Medio Oriente. La gente sigue a sus estrictas creencias musulmanas donde las mujeres usan burkas y no hablan con otros, y todo el mundo reza cinco veces al día cuando las mezquitas les llaman a la oración. Esta experiencia no es como ningún otro que se encuentra en los Estados Unidos.

Otro lugar que era como ningún otro fue Tailandia, donde me quedé por dos semanas. Algo tan simple como conducir es tan diferente. No hay reglas que manda que uno debe permanecer en los carriles particulares o conducir a determinados límites de velocidad. La gente maneja cualquier manera que le guste y no hay nada que les para a ellos. Pueden aparcar en las aceras y manejar a ambos lados de la carretera. Y no es posible ni siquiera explicar. Las motocicletas conducen entre medio de los coches estacionados y conducen como son locos. Motocicletas incluso se utilizan como taxis.Terminan entre los coches de conducción y estacionado, así como usarlos como taxis. No les importa si la gente está en el camino, conducen como les da lagana. Los taxis se llaman Tuk-Tuk, que son las motocicletas con carritos en la parte posterior de ellos, donde la gente se sienta.Conducen tan rapidamente que uno se siente como puede caerse. Y eso es la aventura sóla de ir de un lugar a otro.

Luego montar un elefante en una granja de elefantes era tan diferente de cualquier otra forma posible de transporte. Había un banco en la parte posterior del elefante en que nos montamos para pasar por una selva tropical. Después de pasar por la selva, caminamos a través de un río, que era tan emocionante y también espantoso.  Se veía el agua bochorno y sólo se imaginasa se caer en el agua. Entonces, después de atravesar el río, tuve la oportunidad de sentarme en el cuello del elefante, la experiencia más extraña que he tenido.

Hay un mercado flotante que va en un canal a través de pequeños pueblos en el campo de Tailandia. En lugar de tener calles como la mayoría de bloques de la ciudad, hay canales. Se refiere a ellos a menudo como la «Venecia de Oriente». Todo el mundo sube y baja en pequeños barcos, para vender y comprar alimentos y las cosas que han producido. Es una aventura que nunca ha sido capaz de experimentar en otro sitio y el viaje de compras más extraño que jámas haya tenido.

Viajar por el mundo a lugares como Malasia y Tailandia son las mayores aventuras que he experimentado. Viajar nos permite a aprender realmente sobre otras culturas y cómo vive la gente por todo el mundo. Viajar es aventura.  Todos vivimos de maneras diferentes, y tenemos diferentes creencias, pero sin embargo, todos tenemos muchas similitudes.

Un comentario sobre “La Aventura de Viajes

  1. Me encanta como tú usas tu vida para describir la aventura. Claro tienes una vida increíble y viajas a muchas lugares, pero usa aventuras pequeños como sentarte en un elefante y aventuras más grandes como viajar a Malasia y Tailandia. Demostra que las aventuras pueden ser muy diferente de una a otra y también pueden ser algo pequeño algo grande y diferente. ¡Buen hecho!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s