Reflexión

Este año, aprendí que la obsesión sale del amor o la fascinación pero tiene el poder para destruir el alma y el espíritu.

Aprendí que la lealtad  es un regalo raro y cuando alguien se le da a usted, usted debe hacer todo en su poder para mantenerla.

Aprendí que la locura no es siempre una cosa mala.  A menudo, la locura ocurre en las profundidades de la imaginación humana.

Aprendí que la amistad es una salida para el peso de un día de mucho estrés y las presiones de la vida.

Y aprendí que el amor es la parte más importante de mi vida—mi amor para mis amigos, para mi familia, y para las pasiones que quiero realizar.

(fotos por Amy Nocton)  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s