Una Oda a La Escuela

Una oda a la escuela

Agarrado del sueño mientras la noche persiste en el aire y bajas por la escalera

El tiempo perdido te acosa, como la oscuridad está acosado por el sol, y te das con el apretón de las puertas oxidadas

Su chillido te produce un escalofrío que envía  una serie de escalofríos mientras desfilas a la muerte inminente

Tu asiento está marcado con advertencias de los que ya estuvieron atrapados en el interior dice, “¡Escapa!”

El monstruo de la mañana te suelta a un destino aún peor

Un desfile de inocentes esperanzadores ya condenados a la pena de muerte

Hay un murmullo de aprehensión, arrepentimiento, y miedo

Empujan en fila india como hormigas, marchando a una silla de frío metal y un ambiente gélido

Como una línea de montaje, uno a uno, se pasas tu tarea de ayer automáticamente

Tu trabajo de mucho esfuerzo está uniformemente apila para juzga por el portero

Mira malintencionadamente en frente del misterioso resplandor de su pizarra, se burla sus llaves del poder

Ejercía el conocimiento como un bastón de injustía, él corre con prisa durante todas de las diapositivas infinitas

Escupiendo palabras como lanzas que noquea la confianza en un tiro

Nunca se detiene para preguntas ni válida inquietud, pero mejor reprende incorrección

Sólo una persona puede saber todo en esta habitación, y no es tú

Ahora sofoca tu vitalidad para te conviertes a otro más soldado mecánico en el ejército contra la independencia

Entra para recibir su armadura contra la curiosidad, que le protege de la individualidad

En su lugar, tomas las balas de los ensayos y las pruebas de fuego amigo

Las recompensas por este valor es tener sus logros degradados y estar forzado competir con los demás

Hay guerra con los responsables, con uno mismo, con sus pares

Dentro de esta casa de ladrillo, dentro de esta caja literal, dentro de esta prisión mental

Tus únicas armas para sobrevivir son las medidas arbitrarias

Y cuando pasas la prueba para ser uno de sus mejores soldados

Tu única recompensa es tomar tu lugar en la sociedad y pagar impuestos a los que se hizas de esta manera

 

 

Un comentario sobre “Una Oda a La Escuela

  1. ¡Yo amo la profundidad y el significado de su poema! Como un lector, mi sufrimiento en la escuela es decididamente una tema sobreentendido. Yo amo la línea “pagar impuestos a los que se hizas de esta manera”. Este conecta la prueba con la escuela con la prueba de vida real. ¡Buen trabajo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s