la monte de animas-foto y cita

-Atad los perros; haced la señal con las trompas para que se reúnan los cazadores, y demos la vuelta a la ciudad. La noche se acerca, es día de Todos los Santos y estamos en el Monte de las ánimas. -¡Tan pronto! -A ser otro día, no dejara yo de concluir con ese rebaño de … Sigue leyendo la monte de animas-foto y cita

El Romanticismo en las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer

“No; ya no lo soy: he encontrado otro padre, un padre todo amor para los suyos, un padre a quien vosotros enclavasteis en una afrentosa cruz, y que murió en ella por redimirnos, abriéndonos, para una eternidad las puertas del cielo. No; ya no soy vuestra hija, porque soy cristiana y me avergüenzo de mi … Sigue leyendo El Romanticismo en las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer

Bécquer y la manipulación

“La hermosa, con una radiante expresión de orgullo satisfecho que coloreó sus mejillas, prestó atento oído á aquel rumor, que se debilitaba, que se perdía, que se desvaneció por último” Bécquer, El monte de las ánimas “The lovely young woman, with a radiant expression of satisfaction coloring her cheeks,listened attentively to the sound of the … Sigue leyendo Bécquer y la manipulación

La Escena Oscura de Bécquer

“Será el viento, dijo; y poniéndosela mano sobre el corazón, procuró tranquilizarse. Pero su corazón latía cada vez con más violencia. Las puertas de alerce del oratorio habían crujido sobre sus goznes con un chirrido agudo, prolongado y estridente” (El Monte de las Animas).

La luna que se asemeja Becquer

El monte de las animas - Gustavo Adolfo Becquer “Veía con esa fosforescencia de la pupila en las crisis nerviosas, como bultos que semovían en todas direcciones; y cuando dilatándolas las fijaba en un punto, nada,oscuridad, las sombras impenetrables” (6)

Un homenaje a Adolfo Gustavo Bécquer con Fotos

"Había creído ver que algunos hacían esfuerzos para levantar en alto una pesada cruz, mientras otros tejían una corona con las ramas de los zarzales o aplastaban sobre una piedra las puntas de los enormes clavos de hierro" (Bécquer 7). 

The sea takes what it wants/el mar toma lo que quiere

“y sobre las que se asienta la ciudad, vio aproximarse a la orilla, bajando trabajosamente por uno de los estrechos senderos que desde lo alto de los muros conducen al río, a una persona a quien al parecer aguardaba con impaciencia.” (Becquer II)

El Gótico y Bécquer

“... el zumbido del aire que hacía crujir los vidrios de las ojivas, y el triste y monótono doblar de las campanas.” “... ahora á levantar sus amarillentos cráneos de entre las malezas que cubren sus fosas…”