Un Poema Por El Cielo/An Ode to the Sky

Español El cielo nocturno Es negro manchado con puntos blancos Veo tu cara en el cielo nocturno La luna creciente es tu sonrisa Y las constelaciones son tus pecas. ¿Ves las estrellas en mis ojos oscuros? El cielo azul Es punteado con unas nubes esponjosas. Es alegre, brilliante, radiante Eres alegre, brilliante, radiante Veo el … Sigue leyendo Un Poema Por El Cielo/An Ode to the Sky

Oda al ronroneo de MacDuff/Ode to MacDuff’s Purr

Oda al ronroneo de MacDuff Surges de la gorda oscuridad como una magnífica ola redonda y tenaz No sé contenerte de otro modo sino por soltarte  con una caricia  un recuerdo  de tu salvación  de la calle  de la muerte. ¡O ronroneo  del gato disfrazado en un elegante  esmoquín!  Con un rabo roto y la … Sigue leyendo Oda al ronroneo de MacDuff/Ode to MacDuff’s Purr

Bécquer- “El Rayo de Luna”

"Creía que en el fondo de las ondas del río, entre los musgos de la fuente y sobre los vapores del lago, vivían unas  mujeres misteriosas, hadas, sílfides u ondinas, que exhalaban lamentos y suspiros, o cantaban y se reían en el monótono rumor del agua, rumor que oía en silencio intentando traducirlo."

Otro tributo al Gustavo Adolfo Bécquer (escrito por AyP, publicado por AN)

"Manrique amaba la soledad, y amaba de tal modo, que algunas veces hubiero deseado no tener sombra, porque su sombra no le siguese a todas partes." "El rayo de luna" por Adolfo Gustavo Bécquer

Doy gracias por../I am thankful for…

Quiero agradecer a mis primas por ser divertidas. Me gustan las fiestas de familia porque mis primas y yo jugamos el juego de mesa, “Pictionary”. I want to thank my cousins for being fun. I like family parties because my cousins and I play the boardgame "Pictionary."

“¡En esa capilla ruinosa! ¡Bah! ¿Quieres asustarme?” Unas fotos (sacadas en Irlanda) para acompañar dos citas de Bécquer/”In that dilapitated chapel! Bah! Do you want to frighten me?” Some photos (taken in Ireland) to accompany two quotes by Bécquer

"Por fin se intervino la autoridad del rey: el monte, maldita ocasión de tantas desgracias, se declaró abandonado, y la capilla de los religiosos, situada en el mismo monte, en cuyo atrio se enterraron juntos amigos y enemigos, comenzó a arruinarse." —Gustavo Adolfo Bécquer "El Monte de las Ánimas"